Friday, April 23, 2010

other side of the world

a que ni un lomo relleno envuelto en panceta con milhojas de batata sobre salsa de soja y miel acompañado de un trumpeter seguido de volcán de chocolate con helado de mascarpone y coulis de frutos rojos alcanzan para neutralizar el impacto de un ex rugbier del champa que ama a su nave*, odia a "los putos" y encima es médico traumatólogo (zzzz)



*auto en neandarthalés.

8 comments:

Pura López said...

Ah no no! pero qué maravilla llegar a semejante descripción culinaria porque estaba mirando de donde llegan la gente que llega a mi blog. y entonces me veo linkeada ahí al costado! gracias!
Qué detalles exquisitos para una mañana de sábado. :)
Y sí, qué neanderthal básico que suena el de tu cita de anoche.

Violet Hill said...

De nada Pura... te conozco de antes ;-)

Pau said...

Los champa boy son lo menos y se creen lo más, pero me bancaría una horita al lado de uno de ellos si significa comer todo eso que describiste, especialmente el volcán.

Violet Hill said...

Pau, el volcán me lo debía, después del desastre que hice el otro día en mi cocina (vos sablés).

Violet Hill said...

Igual no va a haber 2nd date. Me lo aseguré anoche poniendo énfasis en las palabras mágicas:

- Feminismo
- Socialismo
- Porro

Suicide Blonde said...

Por lo menos... Panza llena, corazon contento!

Espero que el susodicho no te haya cortado la digestion...

Ela said...

yo por ese tipo de comidas me sacrifico saliendo un par de meses con el flaco eh...

y bue, a mi se me conquista x la panza, que se le va a hacer?

Felipe said...

No sera buena pareja, pero al menos tenes alguien a quien llamar cuando estes antojada de buena comida