Tuesday, May 25, 2010

shiny happy people

martes feriado luego de un fin de semana larguísimo y bicentenario y voy al encuentro de un buquebus proveniente de colonia que es un desfiladero de gente alegre, de madres e hijas, de abuelos, sobrinos, parejas jóvenes, amigos, amantes, un equipo de algún deporte, creo, sonrisas, abrazos, movimiento. entrego la encomienda y decido emprender la vuelta a casa caminando. amo caminar escuchando música, amo buenos aires. a veces hago tramos larguísimos deseando que no se termine, deseando caminarme la ciudad entera. y con este sol... después de tanta lluvia el cielo azul, abierto, limpio. es de esos días en los que suelo sentirme feliz por nada en especial y por todo a la vez. sólo que entonces salta una de travis y pum! me lleno de lágrimas. son lágrimas tristes, me doy cuenta. me siento sola. llena de vitalidad, y sola. tengo tantas pilas, tantas ganas de bailar, quiero conocer, salir, viajar, abrazar, besar, expresarme. y del otro lado, cuando me fijo en las personas que me rodean, veo tan poco de eso, tan poca recepción. qué pasa? me pregunto si soy yo, si son los demás. me entristece, me tira abajo. quiero compartir todo esto, hay alguien que quiera lo mismo? cuánta gente va quedando en el camino. a veces pienso que, al final del día, todos estamos solos en el mundo. por más amigos, por más amores, cada quien hace su vida, todo cambia, uno cambia. entonces suena el teléfono y es mi papá.
- te regalo un almuerzo al aire libre, dale, salí a respirar, movete mi amor -.
me seco las lágrimas, meto la dell en la mochila y abro la puerta de nuevo. camino por arenales derecho, paso por plaza vicente lópez, llego hasta callao, sigo unas cuadras más. sé perfectamente a donde quiero ir. ahora sí: me acomodo bajo una ventana, voy a llenarme esto. de la calidez del ambiente, de la música suave, de las voces bajas, de un eddie vedder cantando society, del sabor que surge de la fusión del durazno con cascaritas de naranja y pétalos de rosa. sola, tranquila, feliz. después de todo cuando una está despierta hasta la tristeza se siente hermosa.

6 comments:

Pura López said...

y no sabés cómo estaba mi barrio hoy...
a mí también me hizo bien el sol de hoy.

Petardo Contreras said...

Que linda Violet, me alegro por vos, la verdad suena muy lindo!

MaReTiTa said...

Me gusta que te sientas así. Te mando un beso gigante

Ela said...

me mato la ultima frase jajaja muy cierto! que lindo poder disfrutar de lo cotidiano sin alguna belleza en particular y aun asi sentirlo hermoso!

Blondie said...

La última frase de antología.

Miranda said...

Me diste ganas de abrazarte, Mine. Si mirás el vaso lleno es lo mejor que nos puede pasar estar solos, porque nos da la plena chance de cambiar, también, solos. Hay que amigarse con la soledad.

Un beso.