Thursday, May 27, 2010

volver

hoy tuve un arranque de nostalgia y me fui a ojear el último mayo de mi antiguo blog con la intención de ver en dónde estaba un año atrás. encontré cosas interesantes, entre ellas indicios varios de la crisis que se venía. en una de las entradas, por ejemplo, hacía referencia a las cosas que odiaba ("que me manden a terapia" "que no me dejen ser" "que la mente boicotee al corazón" "que la rutina le gane al amor" "que se acabe la música" "que no me salgan las palabras" "que el espejo me diga fea" "que se me vea la hilacha" "que el gris exista"). así y todo, mi esencia estaba ahí, esa era yo. esa sigo siendo yo, desde otro lugar, claro. me parece muy loco estar escribiendo esto y ver en simultáneo como todo cierra. el tiempo es una unidad significativa, el pasado, el presente, el futuro, hay ahí una totalidad que le imprime sentido a todo lo que hacemos. mirando en retrospectiva me doy cuenta de que en mayo del año pasado yo ya estaba expresando incomodidad hacia mi posición en la vida tal como estaba planteada en ese momento, casi sin darme cuenta me estaba corriendo de un lugar, lo que pasaría después ya germinaba en mi desde antes, aunque no lo sabía conscientemente. empezaba a cuestionarme mi función en la estructura, poniendo en peligro su existencia. poco a poco puse en jaque todas mis relaciones, mi pareja, mis amigas, mi familia, mi trabajo, moví las piezas del tablero, y así como en ese proceso algunas personas me acompañaron, otras no pudieron/quisieron adaptarse.

nada es para siempre. el tiempo es cíclico y dialéctico, hay caídas, hay progreso, hay retorno, pero uno nunca se baña dos veces en el mismo río. gracias a eso, aprendemos. con esto quiero decir, aún cuando a simple vista podría parecerme a veces que la vida que tenía se me fue de las manos, que la perdí, que decidieron por mi, que se fue todo al carajo, me apoyo en lo que dice un sabio cantautor uruguayo, nada se pierde, todo se transforma, para recordarme que yo esto lo elegí, el cambio, los vínculos, la vida que hoy me encuentro construyendo día a día, y que tiene un porqué: gracias a esto estoy despierta, y no quiero dormirme nunca más.

acerca del presente blog, permítaseme aclarar: todavía me estoy buscando, es como acomodarse en una casa nueva, uno va moviendo los muebles de lugar hasta que encuentra la mejor funcionalidad, la distribución más armónica, la estética que más le convence. que no sorprenda entonces si se advierte que modifico el título en reiteradas ocasiones, o si mañana en vez de violet agarro y me pongo... marta (ponele) porque no me canso de decirlo: la vida es flujo permanente, el ser es también devenir, está en lo más profundo de su esencia; por eso... y porque soy una hinchapelotas, básicamente.

8 comments:

Violet H. said...

y este es el momento en el que hegel se levanta de la tumba y me acribilla.

Pau said...

Lo bueno de escribir en un blog es que te da la posibilidad de volver, años después y leer lo que eras, lo que pensabas y lo que sentías, y compararlo con lo que sos hoy por hoy.

La casa nueva siempre incomoda, pero a veces necesitamos cambiar de aire, refrescarnos y, si nos da la economía, comprar muebles nuevos, sin mugre ni recuerdos de los viejos.

Pura López said...

A mí me resulta esencial tratar de respetar siempre mi -yo- anterior, de hace un año y de cuando tenía 9. Pensar qué me pasaba y cómo me sentía para hacer lo que hice.
(tendrá que ver con el espíritu de tu post o yo sólo digo lo que me pinta sin asociación alguna?)

Y sí, como dice Pau, mi blog ya pasó por varias relaciones y mil cosas. Es un compendio de mis cambios y crecimientos (o decrecimientos).

Anonymous said...

Aunque cambies de casa o de muebles mil veces... no dejes de escribir nunca!! que lindo, que lindo que escribís!
el blog anterior es hermoso... besos
Popotitos

Paula* said...

Que lindo que volviste.
Pareces otra, pero la esencia es la misma.

Besos!

Violet H. said...

popotitos! justo había un post sobre vos en mayo 2009!

qué lindos comentarios chicas! no contesto 1 x 1 porque me da demagogia, pero sepan que los leo con mucha alegría.

besos a todas!

MaReTiTa said...

Viole, te cuento que ayer fue el cumple nº 1 de mi ahijadito, y yo también me puse a pensar en como era mi vida hace un año. Me di cuenta que muchas cosas cambiaron.. y aunque sé que he sufrido más en este año de lo que había sufrido en años anteriores, me gusto mucho más con todo este trasfondo.

Lucas.- said...

todas mis revoluciones son de febrero