Sunday, June 13, 2010

ser o no ser

flequillo o no flequillo, esa es la cuestión.

un mosquito desubicado (hasta en otoño operan uds loco?) quiso extraer su sanguinario néctar de mi ser y extrájolo del más insólito lugar: mi boca. así que acá estamos, domingo 4.39 am, con despierte súbito y una trompita a lo moria casan que si se la mira con amor no está nada mal. feliz accidente este del colágeno inducido por un insecto.

3 comments:

Suicide Blonde said...

Ponete contenta entonces, si por lo menos viendolo con amor no está mal.
Hace un tiempo, un mosquito me pico de tal manera sobre el parpado, que solo me faltaba girtar "Cortame el parpadooooooooooo!", para ser ROCKY!

Un horror!

Beso!

Maconda Cronopié said...

Una genialidad. ¡Sin palabras! O sea, extraer lo positivo de un fenómeno tan...

-Bizarro (porque una orgía de mosquitos fue a parar a tu boca, y todo por culpa del jefe de gobierno que no fumiga)
-Siniestro (porque ya no se puede negar el galopante calentamiento global que produce que ahora tengamos mosquitos regordetes y felices todo el año)

... una acidez bien posmoderna, ¡acorde a una buena hija de sus tiempos, mujer!

Jajaa, y yo sigo dejando comentarios bizarren. Si no los borrás es porque somos amigas, juaaa. ¡Besotes!

Violette said...

jajajaj amiga qué buen comentario, sos grosa. buenvenida!!!